El derecho penal es un término extremadamente amplio que involucra cualquier tipo de arresto e investigación policial, basado en el supuesto de actividad delictiva. El derecho penal puede abarcar acusaciones, acusaciones, acuerdos con la fiscalía y juicios. Los delitos de esta categoría generalmente se pueden clasificar en cuatro secciones: delitos contra una persona, delitos de cuello blanco, delitos no violentos y delitos contra la propiedad. Estos casos a menudo se llevan a los tribunales y se presentan ante un jurado. Si es declarado culpable, las sanciones van desde multas hasta tiempo en la cárcel.

Hay dos posibles casos de defensa penal: un caso penal y un caso civil. En un caso penal, el estado presenta cargos penales contra el acusado. Un fiscal designado por el estado presenta el caso al juez, y el acusado y su abogado deben declararse culpable o ir a juicio para resolver el caso. En un caso civil, dos ciudadanos o empresas opuestos comparecen ante el tribunal como el acusado, o la persona acusada del delito, y el demandante, o la persona contra quien se cometió el delito.

Es importante comprender la diferencia entre casos civiles y penales porque las leyes y los posibles resultados de cada tipo de caso pueden variar enormemente. Algunos ejemplos de casos de defensa criminal incluyen delitos de drogas, violencia doméstica, conducta desordenada y delitos de agresión. Si no está seguro de si su caso entra en la categoría de caso penal, considere quién presenta los cargos; Si un organismo gubernamental (la ciudad o el estado en el que ocurrió el delito) figura como demandante, lo más probable es que se enfrente a un caso penal. Cuando el demandante es un individuo o una empresa privada, lo más probable es que se enfrente a un caso civil.

Cuando se le acusa de un delito penal, es fundamental conocer sus derechos. La sexta enmienda garantiza los derechos de los acusados penales, incluidos el derecho a un juicio público gratuito sin demoras innecesarias, el derecho a un abogado, el derecho a un jurado imparcial, el derecho a saber quién lo acusó del delito, la naturaleza de los cargos y las pruebas en su contra.

Independientemente de la magnitud de los cargos, es de suma importancia contratar a un abogado para que lo ayude con su caso de defensa criminal. Las oficinas legales de Lungin Law son incomparables en el campo del derecho penal, con experiencia representando el área de Los Ángeles desde 1996. Evaluamos cada aspecto del caso y determinamos el mejor curso de acción para lograr un resultado favorable. Obtenga la defensa que se merece - llame  Ley de Lungin hoy.

¿Necesita ayuda con algún problema legal?