“Resbalón y caída” se define como alguien que sufre una lesión por resbalar (o tropezar) en la propiedad de otra persona. El dueño de la propiedad, particularmente cuando el accidente ocurre en una propiedad comercial, es a menudo la parte responsable de estas lesiones.

Hay varias causas de lesiones en la propiedad de otra persona. Los ejemplos incluyen alfombras rotas, cambios en el piso, instalación de iluminación deficiente o peligrosa, escaleras estrechas o piso mojado. Los resbalones y caídas también pueden ocurrir cuando el propietario descuida el exterior de su propiedad, causando lesiones al no mantener las superficies que pueden volverse peligrosas en ciertas condiciones climáticas. El dueño de la propiedad generalmente puede ser considerado responsable de todas estas lesiones.

Los casos de resbalones y caídas pueden ser complicados, por lo que mantener todos los registros del incidente es esencial para construir un caso. El demandante en casos de resbalones y caídas debe presentar una prueba adecuada de su lesión y, a menudo, debe proporcionar evidencia fotográfica del área que causó el accidente. Un caso de resbalón y caída no puede avanzar si el demandante no puede probar que su lesión fue el resultado de la negligencia del dueño de la propiedad.

Otras regulaciones indican que el acusador debe presentar pruebas de que el propietario creó o estuvo al tanto de la condición durante un largo período de tiempo, y tuvo la oportunidad de corregirla, pero no lo hizo.

Debido a la naturaleza complicada de los casos de resbalones y caídas, se recomienda encarecidamente que la parte lesionada busque el consejo de un abogado con experiencia. Póngase en contacto con un abogado lo antes posible, ya que existen límites de tiempo estrictos para este tipo de casos. 

Si ha sufrido una lesión por un resbalón o tropiezo en la propiedad de otra persona, el Oficinas Legales de Garret A. Lungin puede brindarle la representación que necesita y la compensación que se merece.

¿Necesita ayuda con algún problema legal?